No es 1 de cada 4; somos todos nosotros

2 Jan 2020

Accenture, miembro de la Red Global de Empresas y Discapacidad de la OIT, presenta nueva información sobre los problemas relacionados con la salud mental en el lugar de trabajo gracias a una actualización de su encuesta realizada en el Reino Unido en 2018, Nueve de cada diez trabajadores. En asociación con This Can Happen, la nueva encuesta, No es 1 de cada 4; somos todos nosotros, revela que el 92% de todos los trabajadores ha enfrentado problemas de salud mental.

La encuesta: Somos todos nosotros

Las estadísticas que arroja la encuesta son reveladoras y señalan la importancia de que los empleadores creen una cultura de apoyo y abierta en torno a la salud mental para contribuir de manera significativa a cambiar cómo se sienten los empleados y a mejorar su capacidad de prosperar. Los trabajadores más jóvenes del Reino Unido tienen más probabilidades de haber enfrentado problemas de salud mental recientemente que sus colegas más veteranos y casi la mitad (48%) de los trabajadores jóvenes dijeron haber experimentado pensamientos o sentimientos suicidas en comparación con el 35% de los trabajadores de más edad. A pesar de tener más experiencia con problemas de salud mental, a los trabajadores más jóvenes les resulta más difícil hablar sobre su propia salud mental que a otros colegas de mayor antigüedad. El 45% de los trabajadores más jóvenes no comparten sus problemas por no saber expresar cómo se sienten, frente al 22% de los trabajadores de más edad.

«Está claro que muchos jóvenes tienen dificultades con su salud mental tanto antes de incorporarse a la fuerza de trabajo como mientras trabajan, y que se ven afectados con más frecuencia que sus pares de mayor antigüedad», dijo Barbara Harvey, directora gerente y jefa de salud mental de Accenture Reino Unido. «Por lo tanto, la salud mental debe ser una cuestión prioritaria para los empleadores. Las empresas deben analizar cómo pueden crear un entorno de trabajo abierto y de apoyo que permita a los empleados de todas las edades cuidar su salud mental, apoyarse mutuamente y rendir al máximo».

En las empresas que crean una cultura abierta y de apoyo, la incidencia de empleados con problemas de salud mental recientes o actuales fue menor; esto es especialmente cierto para los trabajadores más jóvenes, que han enfrentado algún problema de salud mental reciente en un 41% en empresas con más apoyo y en un 65% en entornos de trabajo con menos apoyo. Los empleados que trabajaban en un entorno con más apoyo mostraban cuatro veces más probabilidades de decir que el trabajo influía positivamente en su salud mental.

«Con esta encuesta esperamos que muchos empleadores revisen sus estilos de contratación, adaptación y gestión para apoyar a los miembros más jóvenes de su fuerza laboral», comentó Zoe Sinclair, cofundadora de This Can Happen.

Contacto:

 Annemarie.Reed@accenture.com

 Tanya.Boland@accenture.com